En México hay muchos tipos de créditos y en Softcredito sabemos  la importancia de conocer los detalles, es por eso que te escribimos sobre el Autofinanciamiento en México, que si no es el  más utilizado si es uno de los más solicitados.

En Softcredito empezaremos definiendo que es un Autofinanciamiento.

El Autofinanciamiento es un sistema a través del cual podemos adquirir algún bien, como por ejemplo una casa, un terreno, un local comercial y también podemos construir, ampliar o mejorar el inmueble. Este sistema de comercialización integra grupos de personas que aportan cada mes una cuota administrada a través de un fideicomiso. Este se crea para destinar el monto ahorrado por los miembros a la compra de bienes muebles, inmuebles o otros servicios que se otorgan a los integrantes a través de:

  • Subasta
  • Sorteo
  • Puntaje
  • Antigüedad
  • Adjudicación

Los participantes deberán hacer contribuciones periódicas al fideicomiso según el contrato de adhesión, este contrato solo se puede dejar sin efecto por un traspaso o por una cancelación. Pero la liberación del contrato implica un gasto, porque para garantizar las aportaciones restantes, la empresa debe contratar al nombre del cliente un seguro de vida e incapacidad permanente. Por tanto, en el caso de revocarlo, el cliente sufrirá una penalización.

Aunque el Autofinanciamiento en una herramienta poderosa porque permite realizar compras de montos significativos sin necesidad de desembolsar en efectivo todo el valor del bien. Debes estudiar tu situación financiera para determinar el tipo de crédito que puedes pagar.

El monto de las mensualidades -como es lógico- dependerá de la cantidad solicitada y el plazo, a estas se suman cuotas de administración más IVA y primas de seguro.

Aspectos a Considerar para solicitar un Autofinanciamiento

  • Primero debes investigar distintos modelos de vehículos que te puedan interesar y ajustar a tu presupuesto.
  • Conocer el enganche que deberás aportar en cada uno de ellos.
  • Plazos de crédito que más te convengan.
  • Investiga y conoce los gastos adicionales que implican (tenencia, placas, seguro).
  • Tasas de interés (fijas o variables)
  • Penalización por cancelación de contrato o retraso de pago.
  • También debes preguntar si es posible adelantar aportaciones sin tener que pagar ningún cargo extra.
  • Y no te olvides, de investigar si la institución donde estás solicitando el financiamiento está autorizada por los diversos organismos necesarios.
  • Comparar el Costo Anual Total (CAT) de todas las instituciones financieras que ofrecen estos créditos. Para comparar la oferta que hay en el mercado, puedes hacerlo en la página de la Condusef y así elegir el financiamiento que más te convenga. Esta herramienta te permite conocer el importe de las mensualidades, comisiones, enganche, intereses, seguro de automóvil y de vida.

Tipos de Autofinanciamiento

Podemos encontrar dos tipos de fideicomisos relacionados con los autofinanciamientos:

  • Fideicomiso cerrado
  • Fideicomiso abierto

Fideicomiso cerrado: este fideicomiso tiene un número determinado y exacto de participantes. Este instrumento inicia actividades cuando se han completado sus miembros y se finiquita cuando todos los integrantes en el fideicomiso hayan realizado el último pago.

Fideicomiso abierto: este instrumento permite el constante ingreso de nuevos participantes y el egreso de los que concluyan su aportación, recepción del beneficio y pago del adeudo. En este fideicomiso no se requiere un número determinado de integrantes.

Pero antes de solicitar un financiamiento, debes verificar que la institución de tu agrado se encuentra regulada por:
Secretaría de Gobernación

En Softcredito esperamos te sirva esta informacion sobre el Autofinanciamiento, recuerda que somos un software que se encarga de gestionar todos los parámetros en relación con un crédito, en donde se incluyen las etapas sobre el otorgamiento, o bien el desembolso de este, basándose en una constante actualización sobre los gastos que van ajustados hacia los fondos. De manera adicional se integran carteras en periodos de épocas en las que se realizan estudios sobre los créditos, esto por medio de un proceso de renovaciones sistematizadas.